RETRANSMISIÓN EN DIRECTO


Live video from your Android device on Ustream SI TE PERDISTE LA LLEGADA DE ANTONIO A SANTIAGO EL PASADO 11 DE MAYO

27 abr. 2012

Etapas 49/50. Mombuey y Asturianos

ya queda menos, lo sé, pero también me cuesta creerlo.

el 24 salí de Rionegro del Puente camino de Mombuey. 8 kilómetros y medio para probarme las fuerzas después de tantos infortunios y levantarme un poco la moral.

compartí el buen terreno que pisaba con un amigo del camino, Benito de Granada. Un personaje muy especial y que me ha dado ánimos en esta jornada. La lucha interior por superarse, las fuerzas de flaqueza, el impulso de cada paso... muchas gracias Benito, un placer compartir caminar contigo, eres un tío grande.

tras el paseíto llegué al pequeño albergue donde conocí a gente fantástica. Mi amigo el canario mellado, que me comentó que ha perdido el diente en el camino, comiendo con muchas ganas y mordiendo un hueso, las cosas del camino. También conocí a la simpática y guapísima mallorquina Raquel con la que también tuvimos la oportunidad de intercambiar innumerables anécdotas que surgen cada día, un placer de tertulia.

otro día y otra mañana después, salí sin vendas ni calcetines, esperando que eso me evitara frío extra por la lluvia y demás, pero mal planteado. A pesar de comenzar a las 10 de la mañana me dolían los tobillos y además el viento me cortaba la piel en los pies, que parece que todavía son de carne y hueso. Durante todo el camino encontré un sólo punto para guarecerme y descansar, una parada de bus y la aproveché para ponerme toda la ropa de abrigo que pude porque me estaba enfriando por dentro y por fuera y es algo que me puede dejar bastante tocado para los días siguientes.

al llegar a Asturianos, el albergue era el Pabellón Municipal, donde me atendieron de forma genial y no había más peregrinos, que supongo van por Puebla de Sanabría y con otras jornadas en cuanto a distancias. Dormí sólo y hasta me dio tiempo a ver el Madrid-Bayern hasta la prórroga porque el cansancio pudo conmigo y me perdí todo lo demás.

al salir por la mañana, me regalaron en el albergue una bolsa con un fantástico kit de desayuno de peregrino, o de hobbit, aunque no había hidromiel.

seguimos en marcha, amigos!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada